Puesta en marcha del Programa de Seguimiento Farmacoterapéutico en Farmacias a Pacientes Anticoagulados

11 de octubre de 2017

El proyecto cuenta con la participación de la Asociación de Anticoagulados de Aragón (ASANAR), el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón y la Universidad San Jorge, con la colaboración Roche Diagnostics.

14 farmacias de Zaragoza capital, con la colaboración de médicos y enfermeros de Atención Primaria de los Centros de Salud de Arrabal y Picarral, participan en este innovador proyecto de investigación que evaluará la efectividad clínica y económica de un programa de seguimiento farmacoterapéutico a pacientes en tratamiento con anticoagulantes cumarínicos. El objetivo principal del programa es contribuir al uso adecuado de los medicamentos y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

El estudio pretende alcanzar un total de 204 pacientes de manera que los datos obtenidos sean estadísticamente significativos. En los últimos años se ha observado un incremento importante en la prescripción de tratamientos anticoagulantes orales, estimándose que alrededor de 50.000 personas en Aragón los utilizan. El Tratamiento Anticoagulante con Antivitamina K se caracteriza por presentar un margen terapéutico estrecho, lo que requiere un mayor control en determinados pacientes. En este contexto, como ha señalado Ana Sáez-Benito, investigadora del proyecto, “el farmacéutico como experto en el medicamento y profesional sanitario accesible para el paciente crónico, presenta un papel potencial muy beneficioso como colaborador del equipo multidisciplinar que atiende al paciente anticoagulado (médicos y enfermeros)”.

Seguimiento

Durante un año las farmacias participantes realizarán un seguimiento del tratamiento de los pacientes anticoagulados (detección de interacciones clínicamente relevantes y reacciones adversas al medicamento, educación al paciente, etc.). Además de este seguimiento, la intervención del farmacéutico incluirá herramientas innovadoras como la farmacogenética y el uso de escalas de predicción para determinar qué pacientes tienen más riesgo de presentar complicaciones como eventos trombóticos y hemorragias. Esta información será proporcionada a los centros de salud para explorar su utilidad en la toma de decisiones clínicas.

Al finalizar el estudio se determinará el impacto del Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico en la mejora del control del tratamiento anticoagulantes (estabilidad del INR), así como la adherencia y grado de conocimiento de estos pacientes sobre su alimentación y tratamiento. Además se evaluará el impacto económico de este servicio (menos visitas al médico, a Urgencias, menos ingresos hospitalarios…). También se analizará el impacto en la calidad de vida así como la satisfacción de los pacientes y profesionales implicados.

La investigación se está llevando a cabo por el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón y la Universidad San Jorge, con la colaboración de la Asociación de Anticoagulados (ASANAR) y Roche Diagnostics. Se trata de un Ensayo Clínico Controlado multicéntrico. El protocolo del estudio tiene la aprobación del Comité de Ética de Aragón y ha sido registrado en la base de datos de estudios clínicos Clinicaltrial.gov

Ana Sáez-Benito, vocal de Docencia e Investigación del Colegio Oficial de Farmacéuticos e investigadora de la Universidad San Jorge, ha sido la encargada de presentar el proyecto. Presentación que ha finalizado con el deseo de generalizar este programa y extenderlo a todos los pacientes que necesitan un seguimiento de sus fármacos.

Rosa Magallón, Coordinadora del programa de Investigación de Atención Primaria en Aragón y médico en el Centro de Salud de Arrabal, ha destacado que lo más novedoso de este proyecto es que abre un “camino colaborativo entre farmacia y los equipo de Atención Primaria de los Centros de Salud para mejorar la calidad de vida del paciente”.

Antonio Aisa, presidente de ASANAR, ha valorado muy positivamente la puesta en marcha de este programa con el “fin de mejorar la atención de estos pacientes y aumentar su autonomía y responsabilidad con respecto al tratamiento”.

Por último, Ramón Jordán, presidente del COFZ, ha recordado que la atención Primaria “no acaba en la puerta del Centro de Salud”. “Los farmacéuticos comunitarios, ha señalado, dispensamos al paciente la medicación que le ha prescrito el médico, somos el último profesional sanitario al que consulta antes de tomarse la medicación en su casa, por lo tanto jugamos un papel fundamental en el seguimiento del tratamiento farmacológico”.

Otras noticias que pueden interesarte: